Muerte de reclusos en estacion de San Mateo genera rifirrafe entre Concejal de Bogotá y la Policía



El concejal por la Alianza Verde Diego Cancino señaló que el pasado 4 de septiembre, a las 2:00 p.m., en la Estación de Policía de San Mateo, en Soacha, hubo un incendio que produjo la muerte de nueve reclusos.    


“El 4 de septiembre a las 11: 30 o 11: 20 a,m, a los familiares no los dejaron entrar. Eran casi las dos de la tarde y todavía no podían entrar (…) A las 2 de la tarde, un chico prendió una cobija en llamas y, al parecer, en contados segundos el fuego se intensificó (…) Se salieron los policías y dejaron a los chicos encerrados, no dejaron entrar a nadie”, denunció el concejal. 

Según el relato de Cancino, ese día había 20 jóvenes presos, de los cuales uno falleció y 11 resultaron lesionados. Sin embargo, con el pasar los días, ocho más fallecieron a causa de las heridas.   

  • Además, aseguró que las autoridades presentes en la estación no tomaron ninguna acción que permitiera frenar la tragedia. 

La Policía “no dejo entrar a nadie, los extintores no los dejaron usar, los chicos se quemaron, los dejaron prender en llamas a los muchachos”, asegura el integrante del partido Verde.  

Con esta denuncia, el concejal le pidió a la Procuraduría General de la Nación que inicie un proceso de vigilancia especial con relación a las múltiples irregularidades denunciadas por los familiares de las víctimas, y teniendo en cuenta que estas personas estaban bajo la responsabilidad, custodia y cuidado del Estado. 

  • Asimismo, le solicitó a la Fiscalía mostrar, de manera urgente, los hallazgos de la investigación que adelanta desde hace dos meses por abuso policial.  


Por otro lado, El comandante de la Policía de Cundinamarca, el coronel Cesar Ovidio Castro, se refirió a la denuncia sobre las muertes de 9 personas que estaban detenidas en el CAI de San Mateo, en Soacha, en hechos ocurridos en esa edificación el pasado 4 de septiembre pasado.


Ese día se presentó un incendio provocado por los internos. Durante los hechos, falleció una persona y ocho más han muerto hasta la fecha producto de las graves heridas que sufrieron.


Sobre este mismo incidente se pronunció en su momento la Gobernación de Cundinamarca, que puso en conocimiento de la Justicia Penal Militar esos hechos.


El coronel Castro reportó que se presentó una asonada de familiares de detenidos, que querían que les permitieran la visita y, simultáneamente, hubo un amotinamiento de los detenidos.


El coronel Castro explicó en Blu Radio que por el mismo material de los colchones el fuego se propagó rápidamente y que esto fue lo que terminó afectando a los mismos internos, quienes en el amotinamiento iniciaron el fuego.


“Desde el mismo momento, como Comandante di a conocer lo que había pasado. Esa actividad ha sido pública”, agregó el alto oficial, quien insistió en que “nunca se ha ocultado información, “lo que ha habido es información”, y negó que se haya presentado negligencia de los uniformados para auxiliar a los detenidos.

“No hubo negligencia. Actuamos de manera inmediata. Se sacaron los heridos y de manera inmediata, se trasladaron los heridos”, aseguró.


Ayer, en un comunicado, la Policía de Cundinamarca dijo que “de manera inmediata procedieron a controlar el incendio, prestar los primeros auxilios” y evacuar a las personas lesionadas.



“Pusimos a disposición de la Fiscalía y de la Justicia Penal Militar y se abrieron las investigaciones correspondientes”, insistió el coronel, quien aseguró que el mismo día de los hechos, el CTI de la Fiscalía inició las investigaciones para establecer cómo ocurrieron.

139 vistas