Mamá obligó a hijo a comer heces de su hermana como castigo, La mujer fue denunciada.


La custodia del menor y de sus hermanos pasó al padre.

El menor fue obligado a comer las heces por contarle a su papá que su mamá los dejaba solos a él y a sus hermanos en las noches.


Un menor, de apenas 7 años, fue víctima de un castigo aberrante por parte de su madre, quien lo obligó a comerse las heces fecales de su hermanita.


El hecho ocurrió en la ciudad de Potosí, en el sur de Bolivia, y fue dado a conocer por la Defensoría de la Niñez y la Adolescencia local.


Según le contó Claudia Heredia, la titular de esa entidad, a los medios de comunicación, los padres del menor y sus hermanos, una niña de 4 y otro niño de 10, están separados y la custodia quedó en manos de la mujer, de 30 años.


“Pero ella los tenía muy descuidados y el niño le contó a su padre que la mamá salía en las noches y los dejaba solos”, narró la funcionaria.


“Cuando se enteró de lo que su hijo hablaba le reclamó y le hizo comer la caquita de su hermanita”, agregó.


A raíz de este acto, la custodia de los tres niños pasó a manos del padre.


“Es una acción repudiable y tomaremos acciones para que sea castigada por su conducta”, sostuvo la defensora de la Niñez.


Además de tener que responder por el castigo que le impuso a su propio hijo, también fue denunciada por violencia por su exmarido, a quien golpeó.





1,657 vistas