Este sujeto es el violador y asesino de la niña de Garzón, Huila

Indignación, pero también vergüenza ha causado el caso de la violación de una niña de 4 años en el Huila, presuntamente por parte de un sucreño.



Indignación, como en el resto del país, ha causado en el departamento de Sucre el caso de la violación de una niña en Huila por parte de un hombre de 27 años de edad, pero además de eso, en la región el hecho ha despertado entre vergüenza pública entre la gente.


Lo anterior porque el presunto violador es oriundo del municipio de San Pedro, Sucre, desde donde a través de las redes sociales se han enviado mensajes no solo de rechazo, sino expresando oprobio contra el conciudadano Sebastián Mieles Betín.


El caso sucedió el pasado lunes festivo 29 de junio en la vereda Puerto Alegría del municipio de Garzón cuando el mencionado se habría llevado a la niña de 4 años de edad para violarla y golpearla dejándola entre la vida y la muerte.


Según se conoció, luego de dejarla jugando con otros niños, los padres de una pequeña advirtieron su ausencia alrededor de las 8:30 de la noche y procedieron a buscarla junto con vecinos, encontrando inicialmente una de las sandalias de la niña.


Los angustiados padres y sus vecinos siguieron el rastro que también dejó un celular encontrado río abajo, logrando ubicar a la niña a orillas de la quebrada Caguancito, estaba en medio de dos piedras en estado inconsciente y semidesnuda.


Las autoridades informaron igualmente que en el mismo sitio a escasos dos metros estaba Sebastián Mieles Betín, quien posteriormente fue capturado y judicializado por tentativa de feminicidio agravado en concurso con acceso carnal violento agravado, cargos que no aceptó.





La menor entró en el Hospital de Neiva, donde se constató que fue víctima de violencia sexual y violencia física extremas, razón por la cual se encontraba en estado de coma y bajo pronóstico reservado, dadas las lesiones en cuerpo, cabeza, cara, tórax y abdomen. Falleció en la madrugada del 4 de julio.


A Mieles Betín le fue dictada medida de aseguramiento en establecimiento carcelario desde donde deberá responder el proceso investigativo, el cual le podría dar una pena por feminicidio agravado en el grado de tentativa entre 20 y 37 años de prisión y por el acceso carnal violento agravado entre 16 y 30 años.


Antes de ser capturado, Mieles Betín debió ser llevado a un centro asistencial, pues casi termina linchado por los habitantes de dicho sector, quienes indignados debido al aberrante hecho, trataron de matarlo.


Sebastián Mieles Betín, quien prestó el servicio militar y tiene una hija de la misma edad de la pequeña víctima, llegó al departamento del Huila a través de una empresa contratista de obras civiles que adelanta una obra cerca a Puerto Alegría.


En el municipio de San Pedro, el indiciado vivía con su madre en una finca ubicada en el sector de Palo Quemao.



#Sincensura, nosotros contamos lo que otros prefieren callar.

1,351 vistas

  

Aviso legal -  Política de Privacidad -Política de Privacidad de Usuario Unificado - Versión móvil - Publicidad - Contacto

   Derechos Reservados de autor ®Copyright © All Right Reserved