• Sala Redacción

Desarticulan banda criminal dentro de la cárcel de Fusagasugá.


La Fiscalía General de la Nación logró la desarticulación y judicialización de una estructura criminal que operaba dentro del Centro Carcelario y Penitenciario de Fusagasugá, Cundinamarca.

Estaba integrada por varios internos y el grupo se hacía llamar «Los del Patio», señalados de hacer cobros excesivos a otros presos del mismo penal.


El procedimiento investigativo fue desarrollado por una Fiscalía del Gaula, adscrita a la seccional departamental Cundinamarca, quien reveló que desde el 14 de mayo del año pasado (2019), hasta la actualidad, se dedicaba a realizar ofrecimientos a los nuevos privados de la libertad a cambio de dinero.


Dentro de las comodidades que mercadeaban los internos que integraban la banda se cuentan derecho a celdas, colchones o camarotes.


Pero la situación no queda allí. Se logró determinar que a los reclusos que se negaban a las ofertas de los vándalos, les producían heridas corto-punzantes como castigo.


Estas acciones sucedían hasta que los familiares entregaran el dinero cada vez que lo requerían, ello como una suerte de “vacuna» que cada preso debería cancelar por su «resort carcelario».


De acuerdo al informe que entrega la Fiscalía General de la Nación, luego de la entrada de los judicializados, estos eran abordados por dos sujetos que responden a los alias de El Puma y El Mico.


Indicaban que eran los que controlaban el patio carcelario, imponiéndoles a toda una especie de pranato.


«Del mismo modo les dejaban saber que el derecho de dormir en una celda, tener cama y no ser heridos, tenía un precio monetario», sostuvo el fiscal que desarrolló la investigación.


Trasciende la operación criminal, que a los que se rehusaban, caían en el poder de otro grupo de delincuentes conocidos como “Los Masajeadores”, quienes interceptaban” a los desobedientes», los aislaban para luego darles el castigo que imponían los líderes de la organización: puñaladas.


De forma sanguinaria y desmedida, luego de herirlos le daban una nueva oportunidad de acatar las leyes de «Los del Patio», ofreciéndoles el teléfono para que se comunicaran con sus familiares y solicitar el dinero a cambio de no ser más lesionados.


La consignación sería realizada en una cuenta registrada a nombre de dos mujeres en el exterior del recinto carcelario.


» A los reclusos les impedían salir de una especia de celdas de castigo, hasta que los parientes se pusieran al día con las cuotas», apuntó el Fiscal.


Tras realizar las diligencias investigativas y judiciales, interceptaciones telefónicas y análisis de videos, se pudo identificar a tres hombres y una mujer.


A la fémina se le imputó delito de extorsión agravada en calidad de coautora, en concurso heterogéneo y sucesivo con el delito de concierto para delinquir agravado; quedando bajo medida de aseguramiento intramural.


A otra mujer implicada en el hecho criminal, el Juez Segundo Penal Municipal con función de control de garantías determinó detención domiciliaria por acreditar problemas crónicos de salud.


Los judicializados por pertenecer a la banda, responden a los nombres de:


Daniel Sánchez Martínez (El Puma).

Euclides Olave (El Mico).

Malkom Stiven Tolosa (integrante de Los Masajeadores)

Yuli Tatiana Álvarez (Cobradora Externa)

Luz Marina Vera Aragón (Cobradora Externa).


Los cuatro primeros señalados, fueron enviados a la cárcel La Modelo y el Buen Pastor de Bogotá

0 vistas