Una joven falleció al caer de un noveno piso, cuando al parecer intentaba salir de la casa sin que sus padres lo notaran.

El sonido de un extraño y fuerte golpe, en un edificio de la calle 19 con carrera 18 en el barrio San Francisco de Bucaramanga, reveló la fatal caída que sufrió Camila Andrea Valderrama Márquez, cuando al parecer pretendía salir del apartamento sin que sus padres lo notaran.

Era de noche y después de cenar y compartir con sus progenitores y sus dos hermanos, ella se había puesto la pijama y había salido a despedirse, anunciando que se iba a la cama.

Sin embargo, tan solo minutos después, un estruendo levantó sospechas entre sus familiares, quienes se asomaron a la ventana que da a la calle, desde aquel noveno piso en que se encontraban, pero no vieron nada extraño.

Luego se acercaron a la habitación de Camila Andrea para darse cuenta de que ella no estaba y que su ventana  que da al interior del conjunto residencial estaba abierta.

Al acercarse a esta y ver hacia abajo, encontraron la silueta de su amada hija de 22 años, tirada sobre una terraza del cuarto piso y ya sin vida. La identificaron de inmediato por la pijama que vestía.

Según las primeras hipótesis, más que lanzarse al vacío intencionalmente, Valderrama Márquez habría caído de forma accidental mientras intentaba salir para encontrarse con su novio. Según allegados, no sería la primera vez que lo hacía, pero esta vez el destino le jugó en contra.

Fuente -Pitalito-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *